Page 28 - REVISTA ETIQUETA EDICIÓN ANIVERSARIO LOS CIEN
P. 28

26
madame glamour
Madame
Conoció el exilio a los 7 años, pues la monarquía griega fue abolida y sus miembros abandonaron Grecia. Su madre era esquizofrénica, razón que obligó a internarla en un convento, mientras que su padre, aconsejado por la soledad, encontró a una amante para entretenerse, además la relación se sazonó con la adicción al juego, esto lo llevó casi a la ruina y el pobre Felipe tuvo que acudir a sus familiares para continuar sus estudios.
Quizás una de las circunstancias que haya in uido en saberse vestir haya sido que en su juventud no contaba con un vestuario abundante. En una de sus biografías, el autor indica que se alojaba en casa de su tío Dickie Mountbatten y el mayordomo de éste, John Dean, le lavaba la camisa por la noche para que la tuviera limpia al día siguiente. Lo que no se imaginaba Dean que posteriormente sería el valet del príncipe consorte de Inglaterra. Dean escribió en enero de 1954 un libro sobre el duque de Edimburgo.
Algo parecido se comentaba en palacio cuando ya era novio de la jovencita Lilibeth. Se decía que no tenía sino un solo par de zapatos, que no poseía arma propia para ir de cacería y que podía estar con la misma camisa todo el día. Sin lugar a dudas que estos comentarios iban en contra de Felipe, quien además no había pasado por las aulas del aristocrático Eton College. La vida lo había forjado para ser independiente y sincero lo que convenció a Elizabeth, quien se movía en un ambiente donde abundaba la adulancia.
Durante muchos años fue cliente de Hawes and Curtis, un establecimiento londinense que data de 1913 y posteriormente, y hasta nuestros días, confía su vestuario a John Kent, quien ha tenido entre su clientela a estrellas como Burt Lancaster, Rod Steiger, Tony Curtis y Cary Grant. Además de complacerlo en lo que desea también comparten un sentido del humor algo mordaz. Kent maneja en el vestir un estilo clásico, muy británico.
www.revistaetiqueta.com
Escribe MAYTE NAVARRO - @mainav Fotografía GETTY IMAGES
Felipe de Edimburgo, satírico y elegante
Tiene 96 años y una vida que algunos envidiarían, pues está casado con la Reina de reinas, Isabel II de Inglaterra, sin embargo Felipe de Edimburgo,
quien nació como Felipe, príncipe de Grecia y Dinamarca, ha tenido que renunciar a muchas cosas para compartir su vida con la soberana. A su edad y viviendo ahora como un jubilado, pues ya no está obligado a asistir a los actos o ciales, fue designado por la revista Vanity Fair como uno de los hombres más elegantes del mundo, designación que quizás acaricie su humana vanidad y sirva para competir con su hijo mayor, Carlos, con quien dicen no se lleva muy bien, pues cuando el heredero era pequeño extremó la disciplina para lograr hacer de él un hombre de temple.
Si analizamos su vestuario nos encontramos ante un caballero coherente y esto es lo que le permite llevar todo tipo de ropa con naturalidad, desde el aristocrático jaqué hasta el tradicional kilt escocés, pasando por el uniforme militar. Felipe de Edimburgo nunca se ve forzado, ni incómodo, siempre está presto a soltar algunos de sus chistes que tantas críticas le han valido, pero él no se inmuta.
Si recordamos un poco su infancia sabemos que Felipe, nacido en Corfú e hijo del príncipe Andrés de Grecia y Alicia de Battemberg, es pariente lejano de su esposa ya que en el árbol genealógico comparten familiaridad con la reina Victoria de Inglaterra, bien llamada la abuela de Europa, haciendo referencia a las casas reales, donde todos terminan siendo primos.


































































































   26   27   28   29   30